jueves, 14 de enero de 2016

Lo que aprendi


El camino a la felicidad no es recto
Existen curvas llamadas,equivocaciones
Semáforos llamados amigos,
luces de precaución Llamados familia,
Túmulos de tropiezos que se deben
Vencer para llegar al final.
Pero solo se logra si tienes
una llanta de repuesto
Llamada decisión,
un potente motor llamado amor,
Un seguro llamado fe,
abundante combustible
llamado Paciencia
y sobre todo un conductor llamado: Jesucristo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario