lunes, 10 de agosto de 2015

Se acerca la persecucion, EEUU PROHÍBE A PASTORES QUE LLAMEN A LA HOMOSEXUALIDAD “PECADO”

EE.UU.- En medio del intenso debate sobre la legalización del matrimonio gay en Estados Unidos, muchos pastores anunciaron que era sólo el primer paso de una ola de “cristianofobia” en un país que durante siglos fue llamada una “nación cristiana”. Una serie de casos ha surgido en los medios de comunicación, que muestra el enfrentamiento entre cristianos y activistas gays.
En el estado de Kentucky, los pastores que sirven como consejeros voluntarios en el departamento de la prisión tienen prohibido llamar “pecado” al comportamiento homosexual de los transgéneros. Por lo que, los que no quieran someterse a las nuevas reglas, no pueden realizar este tipo de trabajo en las agencias estatales.

Como es común en los EE.UU., el caso terminó en los tribunales después de que el pastor David Wells fue desligado del marco de administración de una institución de internos de jóvenes delincuentes. En su defensa, la ONG jurídica cristiana Liberty Counsel alega que “quitarle la Biblia a un pastor es quitarle el bisturí de las manos a un cirujano. Sin ella, no pueden traer sanidad”.

.Wells trabajó durante más de 10 años en el ministerio de la prisión que mantiene la Iglesia Bautista de Pleasant View. A él el gobierno le prohibió continuar con su trabajo el 7 de julio. La justificación del gobierno es que se negó a cumplir con una ordenanza como no criticar los “estilos de vida sexuales alternativos” porque es “despectivo”, “tendencioso” y constituye un “discurso de odio”.

Casos similares se han producido en los estados de California, Oregon y Nueva Jersey. Las autoridades están prohibiendo las sesiones de asesoramiento que tratan de disuadir a los jóvenes que se sienten atraídos por personas del mismo sexo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario