miércoles, 12 de agosto de 2015

Reflexión....No olvide el gozo...

Reflexión....No olvide el gozo...


Por Kenneth Copeland
El gozo no es un estado anímico pasajero ni es sólo un estado mental, sino también una fuerza verdadera, y no hay nada que el diablo pueda hacer contra él.
Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!
– Filipenses 4:4

Hace años decidí que iba a andar en la Palabra de Dios. Le dije a Dios que en cuanto a mí se refería, su Palabra era la que mandaba y la confesaría el resto de mi vida sin importar lo que costara. Esa ha sido la decisión más importante que he tomado.
No mucho después de eso, decidí que no importaba lo que pasara, ya sea que lo sintiera o no, andaría en amor. Porque la Biblia claramente dice que "la fe obra por el amor", y no obra de ninguna otra manera.

Esas dos decisiones: andar por fe en la Palabra de Dios y andar en amor, son las dos decisiones más importantes que yo haya tomado en la vida.
Sin embargo, hace poco, Dios me indicó que había algo que estaba dejando fuera: la fortaleza del gozo. Me dijo que no tenía el derecho de andar por fe y en amor y si estaba dejando que el gozo se adormeciera en mi espíritu. Es demasiado importante. Cuando Él me mostró esto, entendí de inmediato que el gozo es una parte esencial de la vida victoriosa. Sin el gozo, puedo vencer de vez en cuando, pero no podré vencer siempre. Se esfumaría rápidamente.

El gozo es lo que le da la fortaleza (Nehemías 8:10) para estar firme cuando se presentan tormentas y dificultades. El gozo le da la confianza de reírse del diablo cuando este comienza a tratar de destruir su fe. El gozo le da la perseverancia que lo hará vencedor una y otra vez.

Así que, tome la decisión ante Dios de que va a andar no solo por la fe y en amor, sino también en gozo. Regocíjese en el Señor siempre, y no habrá nada que el diablo pueda hacer o decir para robarle su victoria. (Salmo 84:1-7)

El gozo: una verdadera fuerza

... porque el gozo de Jehová es vuestra fortaleza.
– Nehemías 8:10
El gozo no es una sensación de felicidad que se supone que usted tenga cuando las cosas marchan bien. Es mucho más que eso. El gozo es una de las fuerzas espirituales más poderosas del mundo.

Lea con atención lo que dice Nehemías 8:10, y le mostraré por qué. Si hiciéramos un diagrama de este versículo y quitáramos las palabras "de Jehová", encontraríamos que en realidad está diciendo que el gozo es fortaleza. Las dos cosas son intercambiables, y por esa razón el gozo es tan importante. No se puede vivir una vida de fe sin ser fuerte en el Señor, y cuando Dios quiere fortalecernos, utiliza el gozo para hacerlo.

El gozo no es un estado anímico pasajero ni es sólo un estado mental, sino también una fuerza verdadera, y no hay nada que el diablo pueda hacer contra él. Así como el temor tiene que ceder a la fe, el desaliento tiene que ceder al gozo.

Como parte del fruto del Espíritu Santo, el gozo ya está en usted. Pero si desea aprovechar el poder del gozo, es necesario que lo cultive, lo confiese y lo ponga en práctica.

No importa la situación por la que esté pasando, usted puede hacerlo lleno de gozo y fortalecido en el Señor. Usted puede recurrir al poder del Espíritu Santo dentro de usted y salir adelante. ¡Regocíjese! (Salmos 18:28-50)....

No hay comentarios.:

Publicar un comentario