martes, 18 de agosto de 2015

El 25% de la comida que se bota en la basura acabaría con el hambre en el mundo.

Así lo indica un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Por año se desperdician 1.300 toneladas de alimentos.

La producción de comida es uno de los mayores sectores productivos del mundo, y si un tercio de todo esto se produce en vano, imaginen el efecto que puede tener en los recursos naturales, en la tierra, en el agua, en la energía y en los gases que provocan el 'efecto invernadero'”, explica Robert van Otterdijk, coordinador del programa para el ahorro de alimentos de la FAO.

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), reducir en un 25% la comida que desperdiciamos sería suficiente para acabar con el hambre en el mundo.






De acuerdo con la organización, perdemos o desperdiciamos 1.300 millones de toneladas de alimentos cada año, mientras que 795 millones de personas sufren de desnutrición. Se precisa que a la basura va a parar el 50% de las frutas y los vegetales, el 35% del pescado, el 30% de los cereales y el 20% de la carne.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario