sábado, 28 de marzo de 2015

la parábola de la semilla de mostaza

Reflexión: La parábola de la semilla de mostaza

Mateo: 13: 31-32 // - Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo; 32- El cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.


En esta parábola Jesús nos enseña, nos hace ver la grandeza de lo pequeño, es decir, Jesús a través de esta parábola, una vez más nos enseña ir mas allá de las apariencias, si no dejáramos llevar por las apariencias, nadie optaría por la potencialidad de un grano de mostaza, porque, porque algo tan pequeño, quien optaría por el.
Sin embargo, al paso del tiempo, esa pequeña semilla va creciendo y creciendo, ¿Hasta qué?, hasta convertirse en un árbol que puede alcanzar la altura perfecta, es decir, lo pequeño puede ser algo grande en Dios.
En este día Jesús te dice: Las cosas de Dios, aunque sus inicios sean pequeños, si son de Dios tiene una potencialidad que irá manifestando poco a poco con el tiempo.
Jesús nos invita a no tirar la toalla, a no desanimarnos al ver que lo que hacemos no siempre da resultado al instante, Sembremos la semilla del reino, aunque esta parezca pequeña y confiemos en Dios, que lo que el hizo tiene vida y a su tiempo florecerá.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario